Errores que se cometen al empezar a criar

Me quiero animar a daros una serie de consejos para que la cría sea buena y en vuestro primer intento no os desanimeis.

Escribiré usa serie de post donde expondré, a mi juicio, errores muy sencillos que se cometen al comenzar a criar y que nos impiden una temporada exitosa.

Hoy empezaré con uno muy sencillo pero francamente fundamental para mi: La higiene.

Cuando tenemos nuestra primera pareja de canarios lo primero que todos hacemos es coger aquella jaula que teníamos perdida en el trastero, sucia, medio rota, de nuestro hermano o quizás incluso de nuestro padre o abuelo y meter a nuestros pájaros. ERROR

La primera vez que empecé a criar hice justamente eso y perdí a uno de los pájaros por una micosis (infección por hongos).

Lo primero que debemos hacer es lavarlo todo con jabón y lejía, desinfectar bien y quitar el posible oxido de las jaulas evitando el crecimiento de microorganismos patógenos y eliminando los que haya. Esto nos evitará un mal comienzo.

Debemos mantener esta higiene durante toda la vida y cuidado de nuestros pájaros. Esto es fácil, solo tendremos que cambiar las bandejas una vez a la semana,como mínimo,(usaremos papel de periódico o arena de gato), enjuagaremos bien bebederos y comederos y una vez al año (cuantas más mejor), limpiaremos todas las jaulas con estropajo, jabón y lejía tal y como hicimos al principio.

Hasta aquí el primer consejo, espero que preguntéis cualquier duda que tengais. No dudeis en escribir vuestros comentarios o contactar conmigo directamente.

Anuncios

La cría sin macho

Después de un tiempo sin pasar por aquí quiero explicaros a mi juicio por qué se debe criar sin el macho.

Para empezar la temporada de cría situaremos los machos cerca de las hembras y estas con la subida de la luz y el canto de los machos se irán encelando. Luego dejaremos que se vean y por último, más tarde, cuando la hembra haya hecho nido y esté encelada solo solo tendremos que meter al macho, ver como la pisa (hablo de piso al acto sexual, fecundarla)y separaremos otra vez al pájaro. Personalmente si no consigo encelar a la hembra voy metiendo a ratitos al macho, este la cortejará y encelará más rapidamente.

Por lo tanto, utilizaremos el macho únicamente para pisar. Qué conseguiremos con esto?

1- La hembra criará más tranquila y restamos opciones de que se levante de la incubación por escuchar al macho.

2- Evitaremos que por la vigorosidad del macho rompa algún huevo intentado fecundar a la madre.

3- Podremos controlar la dieta del macho, que durante la cría debe ser 100% de alpiste, evitando así el sobrepeso que dará lugar a futuros problemas en la fecundación (macho gordo no pisa).

4- Si dejamos a este junto a la nidada, alguna vez podría causar daño a los pollos, dando al traste con nuestra nidada.

La cría con macho y hembra es posible, muchos la usan y les funciona, además es la forma recomendable al iniciarse en esta afición. Una vez hayamos comenzado y querramos obtener mejores resultados sería recomendable empezar a críar con la madre a solas.

No os asustéis, ellas son capaces por sí mismas.

20130424-182952.jpg

Imagen cedida por Rito Pérez García.

Las 5 cuestiones básicas para empezar a criar

la foto

La cría de canarios es una actividad sencilla y al alcance de cualquiera. Es una bonita afición que puede aportarnos muchas alegrías tanto adultos como a adolescentes que quieran probar suerte y disfrutar de estos pájaros. Además no necesitamos hacer una gran inversión económica. Sin embargo deberemos aportar tiempo, dedicación y mucho cariño a nuestros pájaros.

Intentaré de forma general explicar lo más básico para iniciarse en la temporada de cría.

Aquí van las 5 cuestiones fundamentales a tener en cuenta a la hora de criar.

1- La jaula.

Básico. Debemos encontrar una jaula de cría que se adapte a nuestras necesidades. Las encontraremos de muchas formas y tamaños. Desde los 40 centímetros a los jaulones de 1 metro. Recomiendo usar jaulas de 60 centímetros ya que no son excesivamente grandes y nos permitirán una cómoda limpieza y fácil emplazamiento, ni excesivamente pequeñas así que nuestros pájaros gozarán de un espacio razonable para la cría. Importante que la jaula lleve sus correspondientes comederos, bebederos y los separadores (tanto el de rejilla como el separador opaco).

2- Higiene.

Punto muy importante para evitar enfermedades en los adultos y posibles transmisiones a los futuros pollos que pueden dar al traste con nuestras nidadas y con ello, nuestras ilusiones. Bastará con limpiar la bandeja de la jaula una vez a la semana ( podemos usar un simple papel de periódico, arena de gato o arenas más sofisticadas que encontraremos en tiendas especializadas), y cambiar el agua cada dos o tres días.

Ni que decir tiene que aumentar estas medidas de higiene y hacerlo más a menudo significará más salud a la larga para nuestros pájaros.

3- Alimentación.

Una buena alimentación será fundamental para el devenir de los canarios y para el éxito durante la cría. Suministraremos alpiste durante todo el año siendo esta la alimentación básica de nuestros pájaros. Esta debe ser acompañada por algún tipo de mixtura un par de veces en semana y vegetales y hortalizas en otros dos días.

Tanto el gritt como la jibia deben ser suministrados durante todo el año a la libre disposición del ave. El gritt ayuda a la digestión de los alimentos aparte de ser un aporte de calcio y la jibia aportará calcio a la vez que permitirá que se afilen el pico.

4- La preparación de la cría.

La preparación de la cría es un proceso que se realizará entre 20 y 30 días antes del periodo de cría, este suele ser a mediados-finales de febrero (de forma clásica muchos suelen empezar el día de San José, 19 de marzo).

La luz juega un papel muy importante en esta parte pues regula el celo de nuestros pájaros. Conforme aumente la luz solar de los días, estos irán encelándose hasta la llegada de la cría.

Durante la preparación separaremos el macho y la hembra (simplemente tendremos que poner el separador opaco en la jaula de cría).

Empezaremos suministrando pasta de cría, para ir acostumbrando a los pájaros al que luego será el alimento que darán a sus pichones. Aumentaremos también el aporte calórico de las aves poniendo a su disposición más cantidad de mixtura y semillas ricas en grasa (perilla, negrillo, cañamón…).

Podemos ayudarnos de un complejo vitamínico AD3E. Este nos ayudará en este proceso pues la vitamina E juega un papel fundamental en el celo.

El nido sera imprescindible. Podremos comprarlo interior o exterior a gusto de cada uno (yo personalmente prefiero el interior porque ensucia menos). Para que la hembra vaya rellenando ese nido, le pondremos pelo de cabra que compraremos en la pajarería. Este pelo puede ser sustituido por fibra de yute o pita.

Acercándose el momento de la cría retiraremos el separador opaco y unos 10 días después la rejilla.

5- La salida de los huevos y la ceba.

Con el nido hecho y todo listo deberíamos ver días más tarde nuestro primer huevo en el nido. La hembra pondrá cada mañana un nuevo huevo hasta llegar como máximo a seis.

Una vez veamos este huevo se recomienda retirarlo cada día y cambiarlo por uno de plástico (de venta en pajarerías) . El huevo lo meteremos en un recipiente apoyado sobre alpiste y le daremos todos los días media vuelta. Cuando veamos que la hembra pone el cuarto huevo pondremos los huevos reales. Con este proceso disminuiremos la competencia entre los pollos provocando su salida del huevo prácticamente a la vez.

Durante la ceba de la madre es muy usual retirar al macho para que la hembra críe a los polluelos, evitando así que este trate de fecundar o pisar a la hembra provocando daño a las crías.

La pasta de cría no debe faltar durante el desarrollo de los pichones y seguiremos aportando alpiste, mixtura, agua y verduras u hortalizas como el brócoli (muy recomendable durante la ceba).