La cría sin macho

Después de un tiempo sin pasar por aquí quiero explicaros a mi juicio por qué se debe criar sin el macho.

Para empezar la temporada de cría situaremos los machos cerca de las hembras y estas con la subida de la luz y el canto de los machos se irán encelando. Luego dejaremos que se vean y por último, más tarde, cuando la hembra haya hecho nido y esté encelada solo solo tendremos que meter al macho, ver como la pisa (hablo de piso al acto sexual, fecundarla)y separaremos otra vez al pájaro. Personalmente si no consigo encelar a la hembra voy metiendo a ratitos al macho, este la cortejará y encelará más rapidamente.

Por lo tanto, utilizaremos el macho únicamente para pisar. Qué conseguiremos con esto?

1- La hembra criará más tranquila y restamos opciones de que se levante de la incubación por escuchar al macho.

2- Evitaremos que por la vigorosidad del macho rompa algún huevo intentado fecundar a la madre.

3- Podremos controlar la dieta del macho, que durante la cría debe ser 100% de alpiste, evitando así el sobrepeso que dará lugar a futuros problemas en la fecundación (macho gordo no pisa).

4- Si dejamos a este junto a la nidada, alguna vez podría causar daño a los pollos, dando al traste con nuestra nidada.

La cría con macho y hembra es posible, muchos la usan y les funciona, además es la forma recomendable al iniciarse en esta afición. Una vez hayamos comenzado y querramos obtener mejores resultados sería recomendable empezar a críar con la madre a solas.

No os asustéis, ellas son capaces por sí mismas.

20130424-182952.jpg

Imagen cedida por Rito Pérez García.